8 bebidas a evitar si tienes colon irritable

8 bebidas a evitar si tienes colon irritable

Me suelen enviar por email muchas dudas en referencia a que bebidas tomar si tienes colon irritable. Y de ahí la idea de este artículo pues, en efecto, no solo los alimentos sólidos dañan el colon, tal como te explico a continuación.

Pero ¿a qué nos referimos con «colon irritable»?

El síndrome del intestino irritable (SII) o colon irritable es una dolencia intestinal que suele venir acompañada de cólicos y espasmos musculares, además de cambios en el tránsito intestinal. También pueden alternarse períodos de descomposición o diarrea con estreñimiento.

Los síntomas son muy molestos, y esto puede llevarte a grandes dificultades a la hora de hacer vida normal. La solución más rápida y eficaz para evitarlo es tener una alimentación saludable y consciente. Esto te evitará en gran medida el dolor y malestar, y mejorará tu bienestar. 

¿Cuáles son las bebidas a evitar si tienes colon irritable?

Hay bebidas muy saludables para nuestro colon así como otras muy dañinas. 

Ser consciente de cuáles son las que te harán daño te hará evitarlas y marcará una gran diferencia a la hora de prevenir las molestias y mejorar tu calidad de vida. 

Aunque puede haber excepciones puntuales con las bebidas de las que te voy a hablar, yo te recomiendo prestar atención y tener mucho cuidado. Aquí lo más importante es tratar a nuestro organismo con cariño y aprender a escucharlo.  

 

Leche

1.-  Lácteos

Los lácteos son bebidas a evitar si o si: además de irritarte el colon te provocarán mucosidad intestinal. Y esto incluye la leche en todas sus formas: desnatada, entera, batidos, bebidas de yogur, kéfir de leche, la nata e incluso los fermentados.

La composición de un producto lácteo es:

  • Lactosa: el azúcar propio de la leche. Difícil de digerir y muy alergénico.
  • Grasa: activador del SII (Síndrome inflamatorio intestinal).
  • Caseína y suero de leche: ambas proteínas. A nuestro intestino le cuesta mucho digerirlas.

 

Bebidas alcoholicas

2.- Alcohol

Si padeces enfermedad inflamatoria intestinal debes evitarlo casi sin excepción, pues es un carcinógeno del colon además de un poderoso irritante gastrointestinal. Y a mayores, si lo consumes con el estómago vacío la posibilidad de desencadenar un brote será mucho mayor. Por eso después de comer el alcohol lo pueden llegar a tolerar  ciertas personas, siempre y cuando lo consuman de forma moderada.

Y también influirá el tipo de bebida elegido: mejor elige un poco de vino o sidra (si el gas no te hace daño), por ejemplo, y mejor evita productos más duros para nuestro intestino como los destilados.

 

Café

3. – Café

Cualquier tipo de café, el descafeinado incluido, son portadores de una enzima que es un gran irritante y estimulante gastrointestinal. Y si además le añades leche ya no te digo nada… Pero ¿merece la pena sufrir brotes por tomar café con leche?. Para mí no.

Si estás con síntomas de intestino irritable, ten especial cuidado con el café pues te puede hacer mucho daño.
Aunque si no puedes resistirte o necesitas tomarlo para aumentar tu energía, entonces el café arábigo de un solo tipo de grano es tu mejor opción. Siempre sin abusar y ¡nada de lecha de vaca!. Mejor la de arroz o incluso la de avena, te sentarán mucho mejor. 😉

 

Refresco de cola

4. Gaseosas y refrescos

Estos productos llevan gran cantidad de aditivos, los famosos “E-xxx”: colorantes, conservantes, sabores artificiales, cafeína, azúcares, edulcorantes químicos…
En mi opinión esta es de las bebidas más dañinas para el colon irritable.

 

Bebida energética

5.- Bebidas energéticas

Aquí se une lo peor de los refrescos (aditivos, gas…) con cafeína y otros estimulantes: una auténtica bomba para tu intestino. Son un 2×1 y en igual medida debemos evitarlos. Pero aún se pude empeorar más si le añades alcohol y fumas mientras te lo bebes. ¡Me duele la tripa solo de imaginármelo! … 🙁

 

Batido sustitutivo

6.- Batidos sustitutivos de comida

El hecho de que estos batidos hayan sido formulados debería hacer de ellos productos muy fáciles de digerir, ¿verdad?. Pues no. A muchos de ellos les añaden suero de leche (proteínas lácteas), fructosa, grasas y aditivos artificiales (E-xxx) como colorantes, potenciadores del sabor, edulcorantes o cafeína. Y en muchas ocasiones, todos estos irritadores intestinales van juntitos en el mismo producto.

Mi recomendación es preparar tu propio batido. ¿Cómo?. Pues con fruta fresca, bebidas vegetales (avena, arroz, almendras…) e incluso alguna hojita verde. También le puede venir muy bien algo de proteína de cáñamo. Y con ello conseguirás un batido lleno de nutrientes y salud, libre de toxinas y aditivos y muy suave para tu intestino.

 

Infusión

7.- Infusiones laxantes, para adelgazar

Suelen tratarse de fuertes estimulante y laxantes, como en el caso de la cáscara sagrada o sen.

Y si lo incluyes como parte de un detox para tu intestino o hígado, estate muy atenta a lo que tomas. Siempre lee ingredientes y etiquetas para tener seguridad en lo que estás tomando. Y en caso de duda, consulta con un profesional.

 

Bebidas Isotónicas

8.- Bebidas deportivas

Por la forma en que la industria alimentaria las presenta, estas bebidas pueden parecer saludables cuándo pueden no serlo en absoluto.

Es fundamental leer los ingredientes. Estos suelen ser fructosa, sabores artificiales, colorantes químicos, azúcarres y casi siempre los edulcorantes químicos artificiales. Los electrolitos y el agua son los únicos componentes beneficiosos para tu salud en estas bebidas. Y no necesitas comprarlo: puedes tenerlos haciendo tu propia bebida isotónica.

 

¿Sabías que nuestro cerebro e intestino están muuuuy relacionados?.

Tanto es así que la mitad de nuestras neuronas están en nuestro intestino. Si, tal como lo lees.

Tú estado de ánimo influye mucho a la hora de tener un intestino saludable. Sentir miedo, ira, preocupación o ansiedad te hace segregar bilis. Este compuesto en muy importante para digerir las grasas en el intestino, pero también lo irrita. Entonces, si una emoción se desborda y provoca una gran liberación de bilis en tu intestino, y además tienes la mala suerte de tener tu sistema digestivo vacío en ese momento, esto puede acabar en brote, inflamación, dolores y diarrea.

Recuerda: estos son unos consejos generales. En caso de duda, es importante consultar con tu médico o con un experto en nutrición, para poder evaluar tu caso.

Espero que este articulo te haya servido de ayuda y cualquier pregunta no dudes en dejarme tu comentario. Me encantará leerte 😉

 

¡Un besote muuuy grande!!

 

 

Follow my blog with Bloglovin

¡Si has llegado hasta aquí, comparte este artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y Descarga Gratis el ebook

"Las 7 claves para una Vida Saludable y Consciente" 

Saludable y Consciente te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Celia Gálvez Fernandez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de ActiveCampaign (proveedor de email marketing) a través de su empresa ActiveCampaign, LLC., ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@saludableyconsciente.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información consulte nuestra política de privacidad.